¿Cómo Limpiar con Vinagre el fondo de una Olla Quemada?

Si estás leyendo esto es porqué se te habrá quemado la comida que estabas cocinando en una olla. Esto es más habitual de lo que parece y a mi me ha pasado ya en varias ocasiones. Quieres aprovechar el tiempo para hacer otras cosas y se te pasa el tiempo mientras tu olla con comida está en el fuego.

Limpiar con Vinagre Olla Quemada

Mientras hay líquido suficiente no pasa nada, pero al rato se evapora y se empieza a formar una capa de comida quemada en el fondo, y empezarás a notar un olor muy característico de comida quemada, normalmente es el primer aviso y donde la mayoría se da cuenta y corre a apagar el fuego. Si se dejara más tiempo se podría haber incendiado la olla y quizás la cocina!

A mi me pasó el otro día cuando estaba hirviendo unas lentejas en una olla a presión. Pero puedes aplicar esto mismo sea cual sea el tipo de olla o sartén que hayas utilizado y del material (acero inoxidable, aluminio, etc).

Vamos a limpiarla con 5 sencillos pasos:

1 Evitar un desastre mayor y rescatar la comida

Si no ha estado mucho tiempo quemando el fondo (y dependiendo del tipo de comida que estuvieras preparando), lo primero que debes hacer es apartar la olla del fogón y con una cuchara de madera quitar la comida que está más alejada del fondo. Trata de salvar la mayor cantidad de comida, sobre todo sin rascar la capa quemada que está en el fondo o echarías a perder también la comida que aun no se ha quemado y que aun no se ha impregnado del olor a chamuscado.

2 Sacar la primera capa quemada

Ahora que ya has recuperado parte de la comida, ya podemos ir al grano con la parte quemada. Con una cuchara o tenedor de madera empieza a rascar la parte de comida que tendrás pegada en el fondo. Se trata de sacar la parte más superficial y dejar a la vista la parte que va a costar más, lo más negro y que se ha quedado bien adherido al fondo de la olla.

3 Preparar vinagre y agua

olla chamuscada

Utilizaremos cualquier vinagre que tengamos en casa para mezclar a partes iguales con agua. Por ejemplo, una taza de vinagre y una taza de agua. Echaremos la mezcla dentro de la olla calcinada y la pondremos a calentar. Si vemos que el olor a vinagre es demasiado fuerte puedes diluir más la mezcla hasta otra taza más de agua. Pero cuanto más concentrado esté la preparación más fuerza tendrá el ácido del vinagre.

4 Rascar y sacar el hollín

Mientras se va cocinando la mezcla de vinagre y agua, hay que remover con un tenedor de madera. Nos irá mejor un tenedor por qué tiene mayor capacidad de punción y rascará con más eficacia. Removeremos al principio suavemente, y a medida que se va calentando la mezcla y se ablanda el carbonizado del fondo, subiremos la intensidad con la que rascaremos el fondo de la olla. Trataremos de cepillar toda la superficie del fondo sin dejarnos ningún rincón. Como tendremos un líquido negruzco puede ser difícil ver donde están los pedazos negros. También nos iremos guiando por la resistencia que encontremos al pasar el tenedor de madera por la superficie quemada. Esto lo haremos durante unos 10 minutos aproximadamente.

5 Limpieza final con jabón

Finalmente cuando apaguemos el fuego, desechamos el líquido negro y la llevamos al fregadero. Ya habrá salido la mayor parte de la capa negra quemada.

limpiar olla quemada con vinagre

A continuación, aprovechando el calor de la olla tiramos un chorrito de jabón líquido para platos y un poco de agua, no demasiada para que nos quede tibia. Y con un estropajo o esponja de lavar platos frotaremos, por lado más rugoso y áspero, toda el fondo de la olla y lavaremos como de costumbre (o con un poco más de intensidad).

Si hemos hecho todos los pasos bien, habremos terminado y ya tendremos la olla limpia para volver a disfrutar de una olla en plenas condiciones, lista para preparar tu guiso o sopa preferida.

limpiar olla quemada con vinagre

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estarás aceptando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba