El Vinagre de Vino: La Tradición hecha Vinagre

vinagre de vino propiedades

El vinagre producido a partir del vino es el más antiguo, el que tiene más historia y el más típico en el mundo occidental. Quizás es en torno al mediterráneo donde existen las zonas con mayor tradición en la producción del vinagre de vino.

También es en zona donde se encuentran multitud de bodegas de vino que además se han especializado en producir vinagres de alta calidad.

¿Cómo se hace el Vinagre de Vino?

vinagre de vino blanco

El vinagre de vino se produce por un tipo de fermentación del propio vino donde éste se acidifica gracias a las Acetobacterias que convierten el alcohol del vino en ácido acético. Esta es la transformación básica de cualquier vinagre y también para el vino.

A partir de aquí cada productor elegirá su propio proceso de producción, algunos más industrializados y otros más tradicionales o artesanales.

Los vinagres de vino pueden proceder tanto de vinos blancos como de vinos tintos. Pueden proceder de cualquiera de las variedades de uva que se cultivan: tempranillo, chardonnay, merlot, cabernet sauvignon, xarelo y muchas más.

Vinagres de Calidad

vinagre de vino tinto

Para lograr un vinagre de calidad se deben tener en cuenta principalmente dos factores: la calidad del vino de origen y el proceso de elaboración y envejecimiento. Si partimos de un buen vino la probabilidad de conseguir un buen vinagre es muy alta.

En los vinagres sencillos lo que llama más la atención a nuestros sentidos del gusto y olfato es su acidez, tan característica y que todos recordamos.

Pero en los vinagres más complejos, procedentes de vinos de calidad y con procesos de elaboración más complejos, esa acidez se reduce y deja de ser la protagonista. Todos los aromas y sabores de estos buenos vinagres de vino son acompañados por un toque de acidez.

Seguramente nos sorprenderíamos al probar una gota de un buen vinagre de vino por todo el mundo de sensaciones que recibirían nuestros sentidos y que en ningún caso destacaríamos su punto ácido.

vinagre de uva negra

Para acompañar una buena receta con un buen vinagre, no necesitaremos echar mucha cantidad para obtener un gran resultado.

Con los vinagres más económicos, de procesos productivos más industriales y que parten de un vino de menor calidad, necesitaremos mucha más cantidad de vinagre para notar aromas y sabores, pero principalmente notaremos una gran cantidad de acidez. Quizás sea ésta una de las razones por las cuales a mucha gente no le gusta el vinagre. Seguramente si probaran un vinagre de calidad, cambiarían de opinión.

Elaboración de Vinagre de vino en Criaderas y Soleras

Para la producción de buenos vinagres de vino se utilizan barriles de madera. Uno de los sistemas más conocidos y utilizados por los pequeños productores que apuestan por vinagres de calidad se llama Sistema de Soleras y Criaderas. Hay otros métodos basados en los conceptos básicos de éste.

Este sistema consiste en un proceso realizado en bodegas, por donde se va pasando el vino por diferentes barricas, cada una de ellas pertenece a una etapa de producción y tiene su función particular.

contraindicaciones del vinagre de vino

Estas barricas ya contienen una parte de vinagre que hará que el vino entrante entre en acidificación con ayuda del oxígeno ya que no se llenan las barricas hasta arriba sino que se deja una parte del contenedor para el aire. Hay las primeras barricas son donde se cría el vinagre (criaderas) y normalmente se sitúan en las filas de arriba.

A medida que el vinagre va evolucionando se irá pasando a barricas de hileras inferiores. Es aquí donde el vinagre va madurando y envejeciendo, poco a poco y a temperatura constante. Pueden pasar varios años para llegar a las barricas que están a ras del suelo (soleras) que son las que tienen un contenido más envejecido. Todo este proceso durará tanto tiempo como el productor quiera, pero lo habitual es entre 3 y 25 años, entre criaderas y soleras.

Un ejemplo claro de uso de este método son los vinagres de Jerez con Denominación de Origen.

Propiedades del Vinagre de vino

Los vinagres tienen multitud de propiedades para la salud (control del azúcar en sangre, ayuda a regular la obesidad, reduce el colesterol, es bueno para el sistema digestivo, entre otros), para usos en la limpieza y desinfección, y por último y lo más habitual para su uso en la cocina.

Es en la cocina donde podremos valorar mucho más la calidad del vinagre. Tenemos por costumbre consumir vinagres muy sencillos y económicos.

Si bien estos vinagres tienen todas las propiedades comunes a todos los vinagres del mundo, éstas son gracias al ácido acético, producto de una fermentación natural. Después cada tipo de vinagre aportará otras características propias de su materia prima. En el caso del vinagre de vino, aporta además un efecto antioxidante y anti-envejecimiento que le aportan los polifenoles de la uva.

¿Es lo mismo vinagre blanco que vinagre de vino blanco?

Suele confundirse estos dos tipos de vinagres, pero no son lo mismo.

  • El vinagre blanco suele ser sintético o producto de destilación de diferentes tipos de alcoholes.
  • El vinagre de vino blanco es el que está hacho a partir de vino blanco.

Esta web utiliza cookies. Si continúas navegando estarás aceptando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba